Aprende a reconocer los síntomas de la depresión

Según la OMS, la depresión es una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. En España dos millones y medio la sufren, pero casi la mitad no recibe el tratamiento y la atención necesaria, porque no están diagnosticados o porque no siguen adecuadamente las indicaciones del médico. El miedo al estigma es la mayor causa de que la depresión esté infradiagnosticada. Por lo tanto, aprender a reconocerla y pedir ayuda son los primeros pasos para combatirla.

Qué es la depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que puede describirse como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido, frustrado o derrumbado. Todos experimentamos alguna vez estos sentimientos, por lo que, para hablar de depresión clínica, éstos deben prolongarse en el tiempo e interferir en nuestra vida diaria, e incluso llegar a incapacitarnos.

Hay cuatro subtipos: depresión mayor; episodios depresivos cuyos síntomas son muy intensos y duran semanas o menes; distimia, cuando los síntomas son menos intensos pero crónicos y muy incapacitantes; trastorno adaptivo, que se produce cuando algún factor estresante agudo sufrido por el paciente le provoca síntomas depresivos (suele ser breve).

Ante situaciones de crisis, se puede recurrir al Teléfono de la Esperanza: 717 003 717

Signos de alarma

Diferenciar depresión de un estado prolongado de tristeza es difícil si nunca se ha sufrido, pero esta enfermedad deja ver una serie de signos y síntomas reconocibles que indican que el problema puede ser más grave. La sintomatología es muy variable, pero la Sociedad Española de Psiquiatría ha facilitado información sobre cómo se siente a menudo una persona con depresión.

Además, hay que tener en cuenta que no solo se manifiestan síntomas psíquicos, sino que aparecen otros físicos que, en ocasiones, aparecen incluso antes, como molestias digestivas y dolor de cabeza o generalizado.

Si al menos se reconocen cinco o seis de estos sentimientos se debe pedir ayuda a un profesional: tristeza y decaimiento; sensación de incapacidad para afrontar los problemas; agotamiento y falta de energía; dificultad para tomar decisiones; ausencia de apetito y pérdida de peso (o completamente lo contrario); falta de concentración; ausencia de deseo sexual; insomnio; irritabilidad, agitación y nerviosismo; desinterés por salir o ver a gente; sentimientos y pensamientos de desesperanza o abandono; incapacidad de disfrutar de cosas y hábitos que antes gustaban; ideas de suicido.

El diagnóstico de la depresión se lleva a cabo a partir de la presencia o no de los síntomas que el profesional deberá identificar en una entrevista con el paciente y/o personas allegadas, pues no existen pruebas objetivas para reconocer que una persona sufre depresión.

Causas de la depresión

Las causas que desencadenan la depresión son múltiples. Pueden ser biológicas, si se trata de alteraciones neuronales o genéticas; circunstanciales, cuando se viven situaciones altamente estresantes como perder a un ser querido; ambientales; e incluso estar asociadas a otras enfermedades. Ser mujer, la soledad, tener antecedentes familiares, algunos tipos de personalidad (perfeccionista, insegura…) y consumir drogas o alcohol son factores que condicionan y predisponen a una persona a padecer una depresión.

Qué hacer ante la presencia de síntomas depresivos

Si crees que puedes estar sufriendo una depresión busca ayuda profesional. En la sanidad española, los médicos de atención primaria están capacitados para diagnosticar y tratar depresiones con fármacos, por lo que es recomendable derivarlo a salud mental y confiar en la terapia cognitivo-conductual de un profesional de la psicología.

Ante situaciones de crisis, se puede recurrir al Teléfono de la Esperanza: 717 003 717. Y, sobre todo, se ha de tener en cuenta que la depresión no es culpa de quien la padece, no significa que sea una persona débil que no puede afrontar los problemas. Tampoco es su responsabilidad salir o no de ella. La depresión es una enfermedad y como tal, debe ser considerada y tratada.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)
0 / 5

Your page rank:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

YO TE LLAMO

Déjame tus datos.

Responsable: Carmen Sánchez González.
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a carmen@psicologosemdr.es.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.