Todo lo que debes saber sobre la fibromialgia

La psicología es una ciencia que estudia la conducta de las personas. Se utiliza para tratar procesos mentales y analizar las dimensiones cognitivas, afectivas y conductuales del ser humano. Es una disciplina muy amplia en la que se pueden tratar diferentes patologías como la ansiedad, depresión o fobias, entre otras. En Psicología Conde Orgaz somos especialistas en tratar la fibromialgia, por ello, hoy os hablaremos de cómo puede ayudar la psicología a personas que padecen fibromialgia.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es un trastorno que se caracteriza por producir dolores físicos de manera constante. Este dolor se produce en los músculos, huesos, articulaciones y ligamentos. Otras de sus características son la fatiga o las dificultades para dormir, llegando a padecer insomnio. También se pueden dar situaciones de ansiedad, dolor de cabeza, problemas de concentración lagunas de memoria y despistes. Además, el umbral del dolor del paciente que la padece se reduce considerablemente.

Se puede desarrollar en todas las personas, aunque es más común que se encuentre en mujeres de entre 20 y 50 años. No obstante, todavía no se conoce un origen común a todos los casos. Es importante recalcar que se trata de una enfermedad crónica, pero no es degenerativa.

Causas y síntomas

Las causas de esta dolencia proceden de traumatismos físicos o de diferentes lesiones. Además, las personas que más posibilidades tienen de padecerla son personas que ya sufren otra enfermedad muscular o relacionada con los huesos.

Normalmente, el tratamiento de la fibromialgia está enfocado a prevenir y a paliar algunos de sus síntomas. Estos tratamientos están enfocados a la parte física: medicinas para las dolencias y ejercicio físico y también a la parte psicológica a través de diferentes terapias. Ambas son importantes ya que esta es una enfermedad que en muchos casos impide realizar actividades cotidianas. Esto causa un fuerte impacto anímico en las personas que lo padecen, por eso la parte psicológica se considera fundamental.

Fases emocionales

  1. Shock e impacto: es la primera fase. Se produce cuando se desencadena la enfermedad. Por lo general, las personas se encuentran confusas y con sensación de incertidumbre, ya que no conocen la causa exacta y tampoco tiene cura, aunque con tratamiento pueda mejorar. También se suele sentir rabia e impotencia, dado que hay muchas actividades habituales que no pueden realizar. A veces, las personas pueden entrar en fase de negación hasta que se adapten a su nueva situación.
  2. Aislamiento e introspección: después de aceptar que tienen fibromialgia, algunas personas se sienten devastadas y tienen la necesidad de aislarse y estar solas. Es un momento donde se plantea cómo va a ser su vida a partir de ahora. En este momento, se pasa una especie de duelo debido a el sentimiento de pérdida por el estilo de vida anterior del paciente. En esta fase se pueden desarrollar síntomas de depresión.
  3. Resignación y posterior aceptación:  después de la etapa de duelo, los pacientes pasan a aceptar su enfermedad, bien con resignación o con ganas de cambiar de nuevo su forma de vida y volver a adoptar una actitud sana para recuperar su salud.
  4. Búsqueda y cambios: una vez que llega la aceptación, los pacientes tratan de cambiar su actitud y buscan información y ayuda para llevar de la mejor manera posible su dolencia. Se realizan grandes cambios física y mentalmente. Durante estas fases es importante plantearse acudir a un profesional para que nos ayude a procesar y aceptar la nueva situación que estamos viviendo.
  5. Resurgimiento y transformación: es la fase final. En ella los pacientes han adoptado un nuevo modelo de vida y toman las riendas de su existencia.

¿Por qué se aconseja obtener ayuda psicológica?

Como hemos comentado, hay muchos factores que pueden afectar al estado anímico del paciente que padece fibromialgia, hasta tal punto que puede llegar a la depresión. Por eso, muchos médicos recomiendas tratamiento psicológico cuando se diagnostica el trastorno. La psicología puede ayudar a canalizar y expresar las sensaciones, sentimientos y temores de los pacientes, de manera que se sientan competentes y capaces de afrontar la situación. Por último, es muy útil para enseñar a interpretar el dolor que padecen los pacientes, utilizando diferentes estrategias que ayuden a afrontarlo.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

YO TE LLAMO

Déjame tus datos.